viernes, 20 de marzo de 2015

COCIDO EN FAMILIA

Ayer era 19 de Marzo, era el día del Padre y el tiempo de Madrid "invitaba" a quedarse en casa con la Familia y a tomar algo calentito.
Pues dicho y hecho, era la mejor ocasión para degustar los garbanzos de Daganzo que Alberto nos regaló para tal fin y que además pudimos completar con el chorizo recibido desde Burgos gentileza de Embutidos Valdesgueva.

Para algunos, en Burgos no se hace buen chorizo, para nosotros SI, por lo menos el que hemos podido probar estaba exquisito y para nada grasiento, algo muy habitual en "otros".
Siguiendo indicaciones de Alberto, pusimos los garbanzos en remojo de víspera, junto con un poquito de bicarbonato para facilitar que se ablanden.



Aquí recibimos la primera "sorpresa", estos pequeñines, al estar remojo, crepitan cual palomitas, por lo que no os asustéis cuando los hagáis.

Absorbieron el agua justa, sin observar pérdida de pellejos (habitual en los más gordotes), y quedaron listos para cocer con un "poquito" de huesos de Jamón, pollo, morcillo, patata, zanahoria y el choricito dulce.

El resultado, después de un buen ratito de cocción lenta fue el que veis. IMPRESIONANTE.

El chorizo apenas ha soltado grasa, aportando todo su sabor y proporcionándole al cocido todo su gusto, tanto es así, que estamos deseando probarlo en otras elaboraciones como a la brasa o a la plancha.


Los garbanzos estaban enteros, no se habían reventado, tenían una textura compacta, y al haberlos dejado cocer el tiempo justo (un poquito más de lo habitual), estaban blanditos, pero tersos ... y NO, no se han despellejado ... que gran alegría.

Como para gustos los colores, deciros cómo estaban no tiene sentido ... pero si os sirve de referencia, tras haber acabado lo que teníamos en nuestro platos y después de haber repetido, seguíamos metiendo la cuchara en la fuente donde aún quedaban garbanzos, ¡¡¡ cómo cunden !!! los pequeñines ...

Tanto que nos sobraron para otro día, y en el que aprovecharemos a hacer la tortilla de garbanzos que los hermanos Godín Fernández recomiendan en su Facebook, y que amablemente nos han cedido para publicarla para todos vosotros.

Ingredientes  para hacer la Tortilla de Garbanzos de Daganzo:

250 grs.de garbanzos de Daganzo del Cocido.
4 huevos.
2 cebolletas.
3 cucharadas del caldo del cocido.
3 cucharadas de tomate Frito.
Aceite de oliva.
Sal.

Elaboración:

Se pican finamente las dos cebolletas y las pochamos en una sartén con un poquito de aceite de Oliva, añadimos una pizca de sal y la dejamos a fuego medio hasta que se quede transparente.
Añadimos los garbanzos de Daganzo, subimos el fuego, y sin parar de moverlos, vamos aplastándolos con la ayuda de al espumadera, durante 6-7 minutos.
Añadimos el caldo de cocido, que proporcionará más sabor y jugosidad, removemos y añadimos el tomate frito (si es casero ... mejor), mezclamos bien y dejamos a fuego medio otros 2-3 minutos.
Mientras, batimos los huevos en un bol y le añadimos la mezcla anterior, removiéndola para que todo se mezcle.
Ya sólo queda cuajarla en una sartén con un poquito de aceite. Los expertos dicen de no cuajarla mucho, pero como hemos dicho antes ... cada uno a su gusto o el de sus comensales.

Os deseamos a que los probéis, y la mejor forma de adquirirlos es llamar directamente a Alberto o a sus hermanos, y os dirán cómo y dónde los podéis conseguir.


Si habéis tenido el placer de probarlos, os animamos a que nos contéis vuestra experiencia.