miércoles, 14 de febrero de 2018

¡¡¡ LA CUARESMA LLEGÓ !!!


     Hoy es Miércoles de Ceniza, y para la Iglesia Católica supone el inicio de la cuaresma, ésta durará 40 días hasta el Jueves Santo. Cuarenta días en los que los cristianos se preparan para la Pascua. Es considerado un tiempo de penitencia y de purificación en el cual podemos sanar nuestro corazón.

     El Miércoles de Ceniza es un símbolo de los antiguos ritos con que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia, según el Directorio de la Piedad Popular de la Santa Sede.  
     Se aplica en forma de cruz en la frente acompañado de las palabras "Polvo eres y en polvo te convertirás". Es recomendable que la ceniza proceda de los ramos de los árboles bendecidos en el Domingo de Ramos del año anterior. No es un sacramento, sino un "sacramental", es decir, un signo sagrado que imita de alguna manera a los sacramentos.

     El miércoles de ceniza se realiza desde el siglo XI, cuando lo recomendó el papa Urbano II. Al principio se imponía solo a los penitentes públicos como signo de marginación, pero acabó convertido en un símbolo en el que todos los fieles se reconocen como pecadores y aceptan su propia fragilidad y mortalidad.
     La Iglesia llama a los fieles a confesar sus pecados graves, hacer buenas obras, ser solidarios con los que sufren y a renunciar a lo superfluo y suntuoso.
     Esta práctica tiene que ver con la vida cristiana y en la cual, se debe de hacer una penitencia.

El Santísimo Cristo de la Fe y del Perdón es la talla de un crucificado, obra del imaginero vallisoletano Luis Salvador Carmona y realizada en el siglo XVIII. La imagen está catalogada como la segunda en categoría artística de Madrid, tras el Cristo de Juan de Mesa de la Catedral de la Almudena.
BASÍLICA PONTIFICIA DE SAN MIGUEL. C/San Justo 4, 28005 MADRID
     La penitencia es en una traducción literal, el cambio de espíritu, es por eso que las personas cuando hacen penitencia, deciden sacrificar algo en sus vidas que sea de mucho valor.
     La práctica más conocida y visible, sin embargo, es el ayuno.
     Es característica de este tiempo litúrgico, vista desde la antigüedad como una renuncia a las necesidades de la vida terrenal, pero ha evolucionado con el tiempo. Antes era mucho más estricta, mientras que ahora se opta por fórmulas más parciales. 
     En España, por ejemplo, se renuncia a la carne roja el Miércoles de Ceniza y los viernes de la Cuaresma.

     Por regla general quiere mostrar el contrapunto a la abundancia mostrada en el Carnaval, por lo que la gastronomía en Semana Santa, tanto en la elaboración de los alimentos como en los ingredientes empleados, da muestra de una gran austeridad.
     La tradición reza que el Viernes Santo y el Miércoles de Ceniza debe regir el ayuno y la abstinencia de cualquier tipo de alimento durante todo el día, este sacrificio llega a los seis Viernes de Cuaresma donde la abstinencia sólo será de alimentos preparados con carne.
     El ayuno debe ser entendido como en no hacer más que una sola comida al día y en abstenerse de ciertos manjares.
     Esta imposición obliga a unas reglas gastronómicas severas en cuanto a los ingredientes y a las cantidades, por ello los pescados acompañados de todo tipo de verduras, las legumbres, y los dulces, pasan a ser los ingredientes protagonistas de la mayoría de los platos. Suelen ser platos, por regla general, con gran capacidad de saciamiento, ayudando así a evitar la tentación del consumo de carne.

Pintxo Bacalao - Zeruko (Donosti)
     La comida única que se hacía durante el ayuno antiguamente era a la puesta del sol, tras algún tiempo se fijó a las tres de la tarde, y posteriormente ya desde el siglo XIV se permite hacerla a mediodía. A esta comida se la denominó colación.
     La carne es la comida principal de abstinencia, cubre tanto a las carnes rojas (buey, ternera, carnero) como a las carnes blancas (cabrito, cordero, cerdo) y la caza. Este precepto se aplica por igual a los productos de carne: embutidos y demás partes. En algunos casos es permitido el uso de tocino, siempre y cuando no sea posible cocinar con aceites vegetales y demás hierbas.

Los costaleros tenían Bula para tomar Carne
     Antiguamente, los huevos, lácteos y miel eran objeto de ayuno durante la Cuaresma,  aunque no obstante, existían bulas especiales para poder comer lácteos: "Indulto de Lacticinios". Con posterioridad se eliminó este rigor, quedando fuera del ayuno pascual.

     En cada lugar del mundo han surgido platos típicos de estas fechas, los más célebres en España son las recetas a base de Bacalao, ya sea en potaje, buñuelos, croquetas,etc… aunque es muy tradicional en el norte servir una especie de sopa denominada sopas de ajo, con sus trozos de pan duro y con grandes cantidades de pimentón que hace recordar la carne (típico de la Semana Santa en Zamora). Al igual que el bacalao, los escabeches son muy populares y un ejemplo de ello es chicharro en escabeche.
Sopa de Ajo
     En la ciudad de Crevillente (Alicante) es muy popular el "pa torrat" de Viernes Santo, que consiste en pan tostado al horno en abundante aceite acompañado de ajos y de la tradicional coca de boquerón, masa de harina con abundante boquerón frito con cebolla. En muchas ciudades de castellanas es muy popular la preparación de las patatas viudas.
La Famosa Torrija
     En el terreno de la repostería  la más Famosa es LA TORRIJA, siempre elaboradas con pan y cuyas recetas difieren bastante de un lugar a otro, e incluso entre los propios cocineros.
     Las torrijas se elaboran con restos de pan y se fríen tras remojarse en leche para ser servidas calientes.  
     Son populares en algunas zonas del sur de España los Pestiños. En Cataluña son muy famosas las Monas de Pascua y en Valencia se suele comer al aire libre las denominadas longanizas de pascua y las monas (bollos con huevos cocidos), o los típicos Hornazos de la Semana Santa de Úbeda.
Costaleros del Cristo - Hermandad de los Estudiantes (Madrid)
Como muchos ya sabéis, para nosotros este período es especial, es de Hermandad, es de recogimiento, y dentro de nuestra penitencia, este año, nos hemos marcado 2 objetivos GastroGenuinos para este período de Cuaresma:

No beber Alcohol.
No tomar patatas fritas.

¿Seremos capaces de cumplirlo?

lunes, 12 de febrero de 2018

QUESERÍA MESEÑO ROMERO ... UNA HISTORIA FAMILIAR


   Queseria Meseño Romero … Una historia Familiar
     Hola, soy Verónica y os voy a contar un poco de mi historia familiar, concretamente la que se refiere a nuestra Quesería.
 
     Todo nació hace más de 30 años gracias a mis abuelos Pedro Antonio Romero Romero y mi abuela Josefa Irnán de la Calle.
 
     Mis abuelos tenían unas pocas ovejas y alguna cabra de las que vendían su leche en una pequeña tienda de barrio que atendía mi abuela. Mi abuelo es una persona muy emprendedora y con lo poco que tenía, siempre le gustaba hacer cosas nuevas, y un día se le ocurrió probar a hacer queso, eso si, siempre con leche de oveja que a él le gustaba más.
 

     De esta prueba surgieron los quesos que actualmente comercializamos (el tierno, el especial para aceite, Semicurado, Curado, Curado con Manteca, Curado con Pimentón, Curado con Romero y el curado en Aceite) , de entre todos ellos destaca el queso al Romero, elaborado con la fórmula secreta del abuelo. GastroGenuino nos ha pedido elaborar un video fabricando este queso … pero lo Secreto … secreto es …  je,je,je.

     Para para algunos clientes dejamos quesos guardados mucho más tiempo hasta que tienen el color rojo característico que tienen los quesos muy  curados y el  sabor es picante.

     La tradición nos viene de él, sus hijos siguieron con el negocio y nos hemos incorporado los nietos con los años. 

     Sus hijos fueron de mayor a menor Pedro Antonio, José, Evarista y Maparicio.

     Los hijos varones junto con mi padre Pedro Campos se dedicaron a la ganadería y cuando se casaron los tres más mayores se abrió la quesería y las mujeres de éstos junto con mi madre, Evarista (hija) llevaron el negocio del queso que mi abuelo había comenzado.

     Actualmente nos hemos incorporado alguno de los nietos, mis primos Pedro Antonio, Raúl y Cristian en la sección de Ganadería y mi prima Estela y yo en la quesería.
     Nosotros queremos seguir con nuestra fabricación artesana, siempre tienen en mente el tema de expandirse, pero sabemos que si te conviertes en una empresa grande y con mucha producción la calidad del producto se reduce a nada. 

     Por ejemplo, nosotros tenemos nuestra propia ganadería y creemos que esa el clave fundamental de tener una calidad superior al resto, mi familia tiene una gran experiencia en este sector  ya que saben cuáles son las mejores comidas para las ovejas y cómo hay que cuidarlas para tener una leche de mucha calidad.
 
     Una de las notas características de nuestro modo de trabajar es que procesamos la leche a las 2 horas de ser ordeñada, con lo cual no pierde ninguna propiedad, como si ocurre con los quesos que se elaboran con leche que ha sido congelada.
 
 
     Os voy a contar aun poco más sobre mi y el motivo por el cual me dedico en cuerpo y alma a nuestra pequeña empresa familiar. La empresa familiar para mi significa seguir con una noble tradición familiar que, con mucho cariño y esfuerzo, ha conseguido prosperar durante más de 30 años, todo ello gracias al sacrificio diario que han sabido llevar tanto mis abuelos como mis padres y tios.

Verónica y uno de sus pequeños
     Actualmente me dedico 100% a la empresa, ya que al terminar mis estudios, con 18 añitos, tenía muy claro cuál quería que fuese mi futuro, por ello, además de la producción diaria del queso, me encargo de los temas administrativos, de publicidad, de las redes sociales ... por eso de estar en conexión más directa con la tecnología por edad que el resto de mi familia, pero también del reparto del queso a los clientes. 

mi madre y mi tia posan orgullosas
     Es nuestro sustento familiar, un modo de vida dedicado a nuestro producto, a nuestros animales, mimando hasta el más mínimo detalle para contentar en la medida de lo posible a todos nuestros clientes y con ánimo de seguir mejorando y progresando con los años, pero sin perder la esencia de los quesos del Abuelo.
 
     No solemos asistir a las ferias, se necesita invertir mucho dinero y tiempo, y somos una pequeña empresa familiar, lo que si que hacemos es recibir en nuestras instalaciones a todos aquellos que quieran conocernos y saber más sobre nuestros quesos, haciéndonos especial ilusión la visita de los niños.