jueves, 22 de febrero de 2018

UN GESTO INEQUÍVOCO


     Es temporada de Calçot, de hacer un gesto inequívoco, es tiempo de estirar el cuello, de comer con las manos y babero.

     El calçot es una cebolleta tierna, blanca y dulce. “Calçot” viene del hecho de que en su cultivo se amontona tierra sobre los brotes que crecen de la cebolla inicial (“calçar la terra sobre la planta”). Esto se hace para conseguir un tallo blanco de unos 15 a 25 cm.
     Son habituales en la zona interior de Cataluña, pero especialmente de toda la zona occidental, correspondiente a las tierras del Ebro y la comarca del Alto Campo, siendo el plato más emblemático de la población de Valls (Tarragona).

     El calçot de Valls (Tarragona), protegido por una denominación de origen, se caracteriza por una longitud de 15 a 25 cm (parte blanca) y un diámetro, medido a 5 cm de la raíz, de entre 1,7 y 2,5 cm.
 
El calçot de Valls (Tarragona) http://www.igpcalcotdevalls.cat/es/
     La temporada del Calcot va desde Noviembre a Abril, y aunque su duración depende de factores atmosféricos (agua y frio), la temporada se abre de forma oficial con la calçotada de Valls, que se celebra el último domingo de Enero. 
A veces ni el Babero nos libra ..
     La esencia de GastroGenuino es disfrutar en familia o con amigos de los buenos productos que podemos encontrarnos, ya sea que alrededor de una mesa o con una buena brasa, y ahí es donde nuestros invitados de hoy, los calcots son un buen ejemplo.

     A la brasa, al horno o a la plancha, siempre invitan a compartir, a compartir la salsa romesco (salsa típica para acompañar a los calcots), a compartir un buen vino, unas  buenas butifarras, y sobre todo unas buenas risas … al ver cómo puede quedar uno después de la “batalla”.
 
A pleno fuego

     Aunque se pueden hacer en casa en el horno o a la plancha, los auténticos calçots se cocinan sobre el fuego vivo, preferiblemente con “redoltes de ceps” (sarmientos) y se sirven en una teja envueltos en papel de periódico (para conservar el calor). Son feos y están negros y calcinados, pero cuando los desnudas descubres su belleza y sabor interior.



Calçots - Cómo hacer una calçotada con parrilla (Fuente:Calsots de Valls)


El desnudo
    
     Se comen pelando las capas exteriores y untando el calçot acompañados de una salsa denominada salvitxada o también con salsa de romesco.





     Los Calçots o Calsots, forman parte de un ritual gastronómico que requiere ensuciarse las manos, ponerse un babero, reunirse con amigos, relajarse y desconectar.

El que tenga las manos negras ... ha sido el culpable.
      Tradicionalmente, los “calçots se comen con los comensales derechos “de pie”, y la cantidad dependerá de la experiencia y el hambre, pero es corriente comer entre 25 y 30 calçots por persona.
Un gesto inéquivoco
 
Aprovechando las Brasas
     Las brasas se aprovechan para asar lo que se vaya a preparar para acompañar los calçots, que suelen ser tomates, papas, chorizos, carne de cordero y cómo no, butifarra catalana, completando así este suculento menú.
Curiosidad: Para hacer a la Brasa y bajo fuego vivo, no se retiran la tierra e impurezas, pues al cocerse en llama viva, toda la capa exterior se chamusca dejando el interior de la cebolla suave y cremosa.Si los vais a hacer en el horno o a la plancha, si deberéis limpiarlos y quedaros sólo con la parte interior (más blandita) para poder degustarlos correctamente.

     Para la elaboración de una buena salsa para la calçotada, cada familia tiene su propio secreto, fruto de una investigación propia que se ha ido transmitiendo de generación en generación, ésta es un ejemplo, aunque célebre es la de la Yaya Cisqueta ... que no nos han querido contar por no se que " secreto de Familia" , si total solo seríais unos pocos los que al leerme la sabríais ... ja,ja,ja.


La salsa de calçots, receta original de la yaya Cisqueta de Cal Ganxo
 
Receta para Romesco, la salsa dels calçots.
Ingredientes (300ml.)
    - 250 gr. de almendras crudas o tostadas y peladas
    - 250 gr. de avellanas peladas
    - 5 tomates rojos maduros
    - 3 ñoras (pimiento rojo seco no picante)
    - 1 diente de ajo + 1 cabeza de ajo
    - 300 cc. de aceite
    - 1 cucharada vinagre de vino
    - 1 pellizco de azúcar y Sal al gusto.



 
Calcots servidos sobre teja a la forma tradicional
     Dicen que els calçots fueron descubiertos, o mejor dicho, inventados, por un payés solitario de Valls a finales del S.XIX, conocido con el renombre de Xat de Benaiges, cuando empezó un día a cocer a las brasas los brotes tiernos que nacían de una cebolla. Peló el extremo carbonizado y, sin querer, inventó el calçot.

     A principios del S.XX, la calçotada se convirtió en una fiesta gastronómica y comida habitual de muchas familias vallencas los días festivos. A partir de los años 60, el impulso de algunos restauradores de Valls hacia la cocina de la calçotada ha hecho que decenas de miles de personas de todo el país visiten cada año Valls para comer la popular calçotada, otorgando a la ciudad el distintivo de Ciudad Origen de la Calçotada.
Romano comiendo Calcots
     Hay evidencias que muestran que los romanos ya comían calçots. En una excavación en la ciudad húngara de Brigetio, durante el mes de agosto del año 2000, el arqueólogo húngaro Lázló Borhy encontró una pintura curiosa que mostraba a un hombre comiendo porrus capitatus, los actuales calçots, en la típica posición: mano alzada, mirando hacia arriba, e introduciendo el calçot en la boca. La pintura data del siglo III de nuestra era, y según indican él y la también arqueóloga Isabel Rodà, debido a la vestimenta del hombre, éste sería un esclavo. 
     Aparecen también otras pinturas que sostienen cuencos con una salsa anaranjada, con lo que el acompañamiento tampoco sería un descubrimiento nuevo.
     Existen múltiples escritos que hacen referencia a los porrus capitatus, lo que hace suponer que no fue un caso aislado, sino más bien una costumbre en el imperio.

     Ahora os dejamos un video de la calçotada de Valls celebrada el pasado 28 de Enero, espero que disfrutéis.


Festa de la Calçotada Valls 2018 (Fuente: El Vallenc TV)
 
     Como Buena fiesta popular, también celebra sus concursos, donde la participación es masiva en cada una de las categorías ... productores, elaboradores de Salsa Romesco y por supuesto ... comilones de Calcots. Aquí os dejamos a los ganadores de cada especialidad de esta última edición:

XXVII CONCURS DE SALSA DE LA CALÇOTADA DE VALLS.
Demostracions de l’elaboració de la salsa de la Calçotada de Valls.
Demostració de com es fa la salsa per a celíacs i per a la intolerància als fruits secs.
     El primer premio del XXVII Concurso de Salsa de la Calcotada fue para Andrea Cabrera de Valls.


 
XXXI CONCURS DE CULTIVADORS DE CALÇOTS
A partir d’aquesta hora es podran veure els manats de calçots participants (premis als manats de calçots millors i més regulars i ala mota amb major nombre de calçots).
     En el concurso de cultivadores, el primer premio volvió a recaer por tercer año consecutivo en Jordi Rovira Fortuny de Torredembarra. ¿sera que son los que con más mimo hacen crecer a sus pequeñines?
Jordi Rovira, a la derecha, con su padre Daniel, en el centro de la imagen, y su hermano, también Daniel, a la izquierda, con los pequeños de la familia, el día del concurso de cultivadores 2017. Foto Diarimes Digital
XXXIII CONCURS DE MENJAR CALÇOTS
Concurs per saber qui menja més calçots. El concurs consistira en veure qui menja mes calcots durant 45 minuts.
     Adrià Wegrzyn ha ganado el XXXIII consurso de comedor de Calcots estableciendo un record absoluto con un peso total de 5.825 grs y un total de 310 calcots.
Adrià Wegrzyn en pleno concurso ante la atenta Mirada del numero public asistente

Nosotros ya tenemos nuestro pack de "calcotero" ... ahora manos a la obra  ¿Quién se apunta?